Blogia
MACC

Astronomia

Hacia MARTE con la NASA

Hacia MARTE con la NASA

Ahí os quedais, un servidor se pira...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Encontrada agua en asteroide

Encontrada agua en asteroide

Informaba el periodico, que...

Investigadors de l’Institut d’Astrofísica de Canàries (IAC) ha trobat petites quantitats d’aigua glaçada i substàncies orgàniques complexes a la superfície de l’asteroide 65 Cybele; aquesta troballa suggereix que hi ha més aigua del que es pensava a la regió interna del Sistema Solar i aporta noves evidències a la teoria que postula que l’aigua va arribar a la Terra a través de l’impacte d’asteroides i cometes, segons informa el IAC en un comunicat.

65 Cybele és el segon asteroide en què s’ha detectat aigua gelada després que es trobés aquest mateix element a la superfície de 24 Themis. Aixó suggereix que els cossos que són a la regió interna del Sistema Solar (a distàncies menors que la distància a Júpiter) contenen més aigua del que es pensava fins al moment.

+ info:

http://www.elperiodico.cat/ca/noticias/ciencia-i-tecnologia/20101222/descobertes-aigua-glacada-substancies-organiques-complexes-lasteroide-cybele/635861.shtml

El profundo y extraño agujero vertical de la Luna

El profundo y extraño agujero vertical de la Luna

Según informaba el periódico ABC. La sonda espacial de la NASA Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) destinada a la exploración de la Luna, ha obtenido unas nuevas y fascinantes imágenes de los agujeros que hace un año fueron descubiertos en la superficie de nuestro satélite. Los hoyos, que parecen ser la entrada a grandes túneles subterráneos excavados por un antiguo río de lava, un mundo geológico completamente desconocido, han sido medidos con más exactitud. Uno de ellos, captado por la nave en el Mar de la Tranquilidad, tiene nada menos que cien metros de profundidad.

En la foto de la NASA/GSFC/Arizona State University vemos uno  de estos agujeros de cien metros de profundidad en el Mar de la Tranquilidad.

 

La existencia de estos agujeros fue confirmada por primera vez por la sonda japonesa Kaguya. La sonda tomó imágenes de la boca vertical descubierta en el Mar de la Tranquilidad cuando el Sol se encontraba en distintos ángulos, lo que permitió a los investigadores estimar su profundidad: 100 metros (+ -). Otro agujero, detectado en el Mar del Ingenio, fue medido con el mismo sistema. Tiene 70 metros de profundidad y 120 de ancho. Un tercer hoyo, más pequeño, situado en las colinas de Marius, tiene 34 metros y además, los investigadores han encontrado diez nuevos posibles cráteres.

 

Según los científicos, estos agujeros pueden ser la entrada a túneles de lava, semejantes a las estructuras que tenemos en la Tierra, que se crean cuando una corriente de roca fundida se solidifica y la lava se escurre, dejando un tubo hueco en la roca. Así, forman amplias redes de galerías y grandes bóvedas. Hasta que los agujeros fueron descubiertos, todas las pruebas de este entramado subterráneo eran indirectas, basadas en las observaciones de largos canales sobre la superficie. En la década de 1960, antes aún de llegar a la Luna, los investigadores ya sospechaban su existencia, al observar en fotografías orbitales cientos de canales largos y angostos, llamados «rimas», sobre planicies lunares. Los científicos estudian ahora cómo se formaron estos agujeros y si pueden ser utilizados por futuras misiones que se instalen en nuestro satélite. Los tubos podrían proteger a los astronautas de las peligrosas radiaciones solares, del impacto de meteoritos -allí no son quemados por la atmósfera- o de los cambios extremos de temperatura.

 

La LRO, ha completado su misión de exploración después de obtener un buen número de éxitos que han ayudado a comprender mejor cómo es la Luna. Ha realizado nuevas observaciones del lugar de alunizaje del Apolo, ha analizado grandes áreas permanentemente en sombra donde hace más frío que en Plutón. Además, nos ha dicho algo tan sorprendente como que la Luna está encogiendo y ha encontrado el Lunokhod 1, un rover ruso perdido hace casi 40 años y que ahora está proporcionando nueva información sobre la posición y movimiento de la Luna además de ayudar a la detección de agua en el mundo selenita.

HERSCHEL ENCUENTRA UNA ESTRELLA IMPOSIBLE

HERSCHEL ENCUENTRA UNA ESTRELLA IMPOSIBLE

Según léiamos en el País hace unos días, para las teorías estelares actuales "no es posible la formación de estrellas con una masa superior a ocho veces la de nuestro Sol". La intensa luz emitida por las estrellas de este tamaño deberá dispersar las nubes de materia que rodean al astro en formación, y éste no podría ir acumulando más masa. Sin embargo, se conocen algunos astros con masa hasta 150 veces la solar, por ende entendemos que dicha teoría no es acertada. Las llaman estrellas imposibles.

El telescopio Herschel, que ha encontrado una de esas estrellas en la fase embrionaria, ya tiene una masa de ocho o diez veces la del Sol y está rodeada de una nube de gas y polvo de unas 2.000 masas solares que podría acabar alimentándola. El astro embrionario está en una zona llamada RCW120 y podría convertirse en uno de los más grandes y brillantes de nuestra galaxia, así las cosas los expertos se han apresurado a comentar que al observar una estrella masiva en proceso de formación es una oportunidad única para intentar resolver una de las grandes paradojas de la astronomía. Este es uno de los hallazgos presentados por los responsables del Herschel en una reunión sobre el primer año de operación de este telescopio, celebrada en Estec, el centro científico y tecnológico de la Agencia Europea del Espacio (ESA), en Holanda. El observatorio fue lanzado al espacio el 14 de mayo de 2009 y está situado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Con su espejo principal de 3,5 metros de diámetro (una vez y media mayor que el del Hubble) es el mayor telescopio astronómico jamás lanzado al espacio, recuerda la ESA. Es un observatorio especializado en ver el universo frío, que capta radiación infrarroja de los objetos celestes en frecuencias que absorbe la atmósfera terrestre y que, por tanto, es invisible con telescopios en el suelo.

 

El Herschel no se limita a la vía Láctea, sino que ha captado la radiación infrarroja emitida por miles de galaxias en una región del universo de varios miles de millones de años-luz. Cada galaxia se ve como un punto, pero midiendo su brillo los astrónomos pueden determinar la tasa de formación estelar en su interior. En principio, explican los especialistas, cuanto más brille una galaxia en infrarrojo, más estrellas están naciendo en su interior. Los datos aportados por el telescopio europeo indican que las galaxias han evolucionado mucho más rápido de lo que se creía.

Pero el telescopio Herschel, capaz de detectar moléculas en el universo, ha descubierto también un nuevo estado del agua en el espacio, explica la ESA. Al agua líquida, hielo sólido y vapor de agua, hay que añadir ahora el agua ionizada con carga eléctrica, que, a diferencia de los otros tres estados citados, no se encuentra en la Tierra de forma natural. Se forma agua ionizada de forma natural en las nubes que rodean a las estrellas en formación, donde la luz ultravioleta que se filtra a través del gas puede arrancar un electrón de la molécula de agua y dejarla con carga eléctrica positiva. "La detección de vapor de agua ionizado ha sido una sorpresa", comenta Arnold Benz (ETH de Zúrich). "Esto demuestra que durante las primeras etapas de formación de una estrella se producen reacciones tan violentas que son capaces de emitir radiación ultravioleta a través de la nube".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

TEORIA DE LA RELATIVIDAD el manuscrito original

TEORIA DE LA RELATIVIDAD el manuscrito original

Según informaba hace unos días El País en su edición digital.

"El manuscrito original en el que Einstein enunció con su letra apiñada y pequeña la teoría de la relatividad general en 1915 se muestra al público por vez primera en una exposición en Jerusalén. "El manuscrito más importante de los archivos del científico", en palabras del profesor Hanoch Gutfreund, comisario de la exposición, "un descubrimiento inmenso que representa una de las más mayores revoluciones en la ciencia moderna y modificó por completo la comprensión newtoniana del universo", "A día de hoy, todo lo que predice y explica este documento es válido y actual", ya que estas 46 páginas "sentaron las bases para la cosmología y las ciencias que estudian el desarrollo del universo".

El texto, en el que el físico alemán describió el Big Bang y predijo el descubrimiento de los agujeros negros, cambió por completo la forma de entender el espacio, el tiempo y la gravedad y está en la base de toda la investigación moderna y de la comprensión actual del universo.

Los manuscritos estarán expuestos hasta el próximo día 27 de marzo, pero la sala que los guarda sólo se abrirá al público durante tres horas cada día.  "La habitación se mantiene con una temperatura estable de 18 grados, una humedad de 50 y también limitamos la luz de la sala: no hay luz ultravioleta y mantenemos constantes 50 lux".

Más en www.elpais.com

 

Podremos saber si estamos solos en el Universo en unos diez años

Podremos saber si estamos solos en el Universo en unos diez años

Según publica hoy el diario El país...

El presidente de la Real Sociedad de Astronomía de Reino Unido, Martin Rees, sostiene que la tecnología "ha avanzado tanto" que en los próximos diez años el hombre tendrá una idea más clara de si está solo o no en el Universo. En declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press, Rees explica además que, por primera vez, el hombre podrá tener esperanzas realistas de detectar planetas algo más pequeños que la Tierra orbitando alrededor de otras estrellas.

En este sentido, indica que el desarrollo de los telescopios espaciales permite a los astrónomos encontrar y "afinar" su búsqueda hacia posible vida alienígena. "Seremos capaces de descubrir si esos planetas tienen continentes y océanos, y conocer qué tipo de atmósfera tienen", dice el cosmólogo durante una conferencia sobre el descubrimiento de vida extraterrestre, celebrada en Londres.

"A pesar de que llegar a conocer si hay vida en alguno de ellos será una apuesta arriesgada, ya es un progreso tremendo el ser capaces de conseguir imágenes de otros planetas como la Tierra", asegura Rees. En esta línea, destaca que si finalmente se encuentra vida fuera de la Tierra "se convertiría en uno de los grandes descubrimientos del siglo XXI" y agrega que los expertos llevan más de cincuenta años "rastreando el espacio" para encontrar vida inteligente más allá de las fronteras terrestres. "Sospecho que puede haber vida ahí fuera de maneras que ni siquiera podemos concebir. Y puede haber, desde luego, formas de inteligencia más allá de la capacidad humana", concluye Rees.

Un par de naves espaciales se marchan del sistema solar

Un par de naves espaciales se marchan del sistema solar

Según editaba ayer el país. Las ’Voyager’ descubren que un fuerte campo magnético evita que se disgregue la nube exterior de hidrógeno y helio

En sus 32 años de viaje desde que partieron de la Tierra, las naves Voyager 1 y Voyager 2, de la NASA, no sólo han sobrepasado fronteras y batido récords, uno tras otro, sino que, sobre todo, han hecho importantes descubrimientos, y siguen haciéndolos. Cumplieron con éxito rotundo su misión, que era viajar hasta los plantas exteriores, pasar cerca de ellos y fotografiarlos; ahora están a punto de abandonar el Sistema Solar y alcanzar el espacio interestelar, pero siguen enviando datos de alto interés para los científicos. El último hallazgo es la explicación de un misterio: el Sistema Solar está pasando a través de una nube de materia interestelar, hidrógeno y helio, que los astrónomos creen que debería haber desaparecido hace tiempo. Lo que han descubierto ahora las veteranas Voyager es que un fuerte campo magnético justo en la frontera exterior de nuestro conjunto planetarios evitan que esa nube se disperse.

La nube, o la pelusa local, como se la llama, mide unos 30 años luz de diámetro y debería haber sucumbido al efecto de las explosiones de estrellas ocurridas en las proximidades hace 10 millones de años, informa Space.com. Lo ha evitado ese fuerte campo magnético que proporciona la presión extra requerida para que la nube resista a la destrucción.

"Los campos magnéticos juegan un papel importante, a veces dominante, en la evolución de las nubes de gas en la galaxia, pero la fuerza y la orientación de dicho campo en el medio interestelar cerca de la heliosfera se conocían mal", explican Merav Opher (Universidad George Mason, EEUU) y sus colegas en la revista Nature. De hecho, los valores que se daban a ese campo magnético procedían de modelos o de estimaciones indirectas, añaden. Sin embargo, ellos han logrado determinar la fuerza y orientación del campo magnético del medio interestelar midiendo directamente su efecto en la heliosfera.

La pelusa local se mantiene a raya más allá de la frontera del sistema solar por el campo magnético del astro, cuyo viento solar forma una burbuja magnética de más de 10.000 millones de kilómetros de diámetro. Esta burbuja es la heliosfera, y supone una protección frente a rayos cósmicos galácticos y nubes interestelares. Las dos Voyager están ahora mismo en la capa más externa de la heliosfera. "Todavía no están dentro de la pelusa local pero se están acercando mucho y ya pueden sentir sus efectos a medida que se aproximan", comenta Opher a Space.com.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres